Yo…

Hola! Quisiera presentarme y explicar el motivo de publicar este blog.

Soy pedagoga y amante de las nuevas tecnologías. Aunque el camino para llegar al punto en el que estoy ahora ha sido largo y con miles de bifurcaciones creo que he logrado formarme en lo que realmente me gusta.

Cuando estaba en la Ikastola, no sacaba notas extremadamente buenas. Las cosas que debíamos aprender no me atraían mucho. En la ESO comencé a suspender algunas asignaturas, otras las aprobaba muy justas.Vaya que no era ninguna lumbreras! Por aquel entonces tenía un tutor que se reunió conmigo varias veces para decirme que valía mucho y que el creía que podía ayudar a algunos compañeros a los que les costaba más que a mí. Yo sabía que los números que acompañaban a mis evaluaciones se debían a que no me interesaba nada de lo que hacíamos y que memorizar porque sí no era para mí. Estudiar...ese verbo que tanto hemos utilizado todos…no sabía bien como hacerlo. Pasaba horas delante de los libros, pero las aprovechaba realmente?

Aprobé la ESO con 6,7 incluso algún 8 y me introduje en el maravilloso mundo del instituto. Allí comenzó mi decaimiento. Comencé a suspender algunas asignaturas, aunque otras se me daban mejor. La rama de ciencias…¿por qué? Porque como no tenía claro lo que quería ser de mayor y siempre me decían que haciendo Batxillerato científico tenias más opciones, pues eso hice. Seguía sin ver claro lo que me gustaría seguir estudiando y mis notas seguían sin ser para echar cohetes, suspensos, aprobados justos y varias recuperaciones.

Empecé a soñar lo que podría ser: Odontóloga, profesora, dietista…

El segundo año de instituto, (ese en el que todos los profesores te agobian para que decidas cual será tu futuro), me asuste y pensé que no sería capaz de aclarar mis ideas. Además se me ocurrió que como mi hermano mayor, (que no había hecho ni siquiera la selectividad, había estudiado un grado superior y parecía contento con su trabajo) yo tampoco iría a la universidad.

Al final, mis padres y mi tutora me convencieron para que hiciera la selectividad. Pero no quedaba claro el camino que tomaría después. Pensé en mis alternativas a la universidad: grado de magisterio deportivo, grado de odontología, curso de azafata…

La selectividad me fue mejor de lo que esperaba y me animé a probar suerte en la universidad. Quise entrar en la facultad de magisterio pero puesto que hice selectividad en Julio, las plazas estaban cubiertas por las personas que lo hicieron en Junio. Entonces me apunte a psicología, pero un amigo me convenció de que no lo hiciera por hacer algo. Fui a la facultad y pregunte que podía hacer que fuera parecido a magisterio (ya que pensaba que mi vocación era ser profesora, años después constate que no). Muy amables me comentaron que existía algo llamado Pedagogía.

Esos años en la universidad fueron el ascenso de mis notas, cada año sacaba notas mejores hasta que el último año llegue a un 10. (Cuento lo de las notas como algo anecdótico, ya que no creo en el sistema de evaluación que se sigue en las instituciones educativas). ¿Sería la motivación? Claramente sentía que aquello era mucho más interesante que las matemáticas, la química o la biología de años pasados..y eso se noto en mi rendimiento académico.

Cuando acabe la carrera intente enfocar mi formación hacia el sector social y la gestión de eventos para jovenes etc. pero no me dieron la oportunidad para cursar ese master. Entonces recordé que una de las asignaturas (educación y nuevas tecnologías) me había gustado mucho. Investigue que cosas se podían estudiar con mi perfil sobre ese ámbito y encontré un master en Barcelona.

Tras dos años de cursar este master de Enseñanza y aprendizaje en entornos digitales, he de decir que estoy muy contenta. A pesar de que el master no halla cumplido del todo mis expectativas debido a que se trabajaba mucho el aspecto pedagógico y muy poco el comunicativo o práctico (soy de toquetearlo todo y en el master hicimos muy poco de eso), me siento realmente feliz de saber quien soy y que es lo que me gusta. Tener metas claras y descubrir que cada día tengo más ganas de aprender sobre diferentes ámbitos. Algo que de adolescente no me pasaba. Esto es un gran paso para mi, ya que me estoy definiendo como persona e intento satisfacer al máximo mis inquietudes (que no son pocas).

El motivo de escribir este blog es por esto último que os he explicado. Expresas mis inquietudes, seguir buscándome en el camino de la vida a través de lo que me gusta: el ámbito de la educación y las nuevas tecnologías.

Espero que os guste lo que vaya escribiendo y que hagáis comentarios y reflexionemos para aprender mutuamente.

Un saludo!

Anuncios