De profesión: lo que quieras?

 

apalabradosCM

¿Podemos trabajar de cualquier cosa en el que creamos tener unos conocimientos mínimos? ¿Son validos los conocimientos que podamos tener como usuarios de algunos programas/aplicaciones web para confiar que seriamos capaces de sacarles el máximo partido posible?

Estas han sido algunas de las preguntas que me han venido a la cabeza en las últimas semanas, mientras era candidata a optar por una plaza a un curso de Community Manager.

Todos sabemos que los C.Ms se dedican a gestionar la imagen de una empresa o marca. Debido a eso, muchos pensamos que con ser usuarios de varias redes sociales podríamos ejercer como CM expertos. O no? No será tan difícil escribir cuatro tonterías en facebook o twitter.

Lamentablemente como en todas las profesiones, debemos tener algo más de conocimiento.

El C.M es una de las profesiones con más futuro. Según un informe elaborado por Ametic y la Fundación Tecnologías de la Información, entre los perfiles profesionales más demandados en el ámbito de los contenidos digitales, puestos como el de Community Manager, especialista en marketing digital y director de comunicación serán de los más buscados por las empresas dentro del ámbito de negocios. Estos perfiles contarán con una demanda del 81% hasta el año 2017.

Para ser C.M hace falta algo más que tener un par de cuentas en redes sociales. Es necesario formarse en comunicación y marketing, y especializarse en marketing digital, ser creativo, dinámico, constante

Un buen C.M debe participar en las conversaciones y dialogar con los clientes. Dinamizar la red con contenidos de calidad y con cierta originalidad. Estar informado sobre las tendencias más cool y reflejarlas en los post y tweets. Y sobre todo tiene que ser curioso y esforzarse por bucear en la red para empaparse de toda la información posible de toda las novedades del sector, aprender de ellas y convertirse en pionero.

Por otro lado, debe contestar a los clientes con inmediatez, intentar solucionar sus problemas, dar respuesta a las quejas, ser empático, honesto y calmado ante las adversidades.

Por lo tanto, ser community manager es algo más que saber qué es Twitter, Facebook o Tuenti o cómo se maneja, mucho más que alguien que modera foros, comentarios o listas de distribución. Es alguien que tiene que medir y cuantificar la actividad de un proyecto en su entorno social, una de las principales formas de obtener audiencia (en caso de proyectos de comunicación) o tener contacto con tus clientes.

El mundo de la comunicación digital es algo que me atrae mucho, sobre todo por el simple echo de aprender y tener nuevos conocimientos. No sé si algún día llegaré a ejercer como C.M, pero entenderé un poco mejor el mundo virtual que me rodea.

 

 

 

 

 

 

Anuncios